Familia y Empresa: ¿Cómo fomentar la sustentabilidad en tu empresa y entorno privado?

Responsabilidad social y sustentabilidad

Para nadie es un secreto que en los últimos años el tema de sustentabilidad ya es prioridad. Por ello dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la empresa, forma un pilar importante.

En el pasado, los empresarios veían esta “alternativa” como muy costosa. Resulta todo lo contrario. En la actualidad, ya no es una moda. La sustentabilidad es una necesidad real para no perder clientes y el reto es  reducir costos y hacer más rentable tu negocio siendo sustentable.

La sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente forman parte de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y eso ya no es un extra voluntario pero una obligación que el mercado penaliza. Ésta también incluye temas como voluntariado y  ayuda a la comunidad. 

Libro de ventas y estrategias
Consulta nuestro ebook

Algunos datos sobre sostenibilidad

En el 2007, el Consejo de Ministros de la Unión Europea, aprobó la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible. En resumen, en ella se incluye básicamente la promoción y protección de la Responsabilidad Social Ambiental . 

Apoyaron el contexto de la sustentabilidad ambiental, con el fin de participar en las iniciativas de calidad de aire, atmósfera, agua, naturaleza, suelo y salud. 

La Responsabilidad Social Corporativa también es un concepto que permite desarrollar múltiples actividades dentro de la propia cadena de valor de las empresas. Lo que hasta ahora eran actividades de maquillaje social se han convertido en acciones decididas e integradas en los procesos de la empresa con convicción.


Esto beneficia aún más a las Pymes. A menudo estas son más creativas y flexibles y pueden cambiar el rumbo a lo sustentable. Muchas veces iniciando con cambios pequeños como prescindir del papel impreso y optar por herramientas tecnológicas.

Aquí inicia la importancia de incentivar una cultura de responsabilidad social corporativa. 

Prácticas sostenibles en el trabajo
Photo by Patrick Hendry on Unsplash. Licencia CC0

¿Por qué la empresa debe implicarse en la sustentabilidad?

Sabemos que crear conciencia social no es ni ha sido fácil. Actualmente, se ha visto mucho más interés por parte de la sociedad civil y desarrollado un claro mandato a las empresas que deben implicarse a fondo en lo que hasta ahora solo parecía ser responsabilidad de los gobiernos y del sector público. 

Existen dos amplias razones por las cuales la empresa debe educar en tema de sustentabilidad a sus empleados y colaboradores. En primer lugar, al integrar la RSC a tu empresa la haces más atractiva como lugar para trabajar. En segundo lugar, los empleados proyectan ese orgullo de de trabajar en un lugar donde se respeten estos principios y eso gusta y atrae cada vez más a los consumidores que exigen un comportamiento ético y responsable a las organizaciones.

Las generaciones más jóvenes, Millennials y Generación Z, son quienes han mostrado mayor interés por lo sustentable por obvios motivos de presente y futuro. En este tema no solo el punto de vista del consumidor es importante, sino también desde el ámbito laboral y de los grupos de interés que deciden y financian hay un claro cambio de criterio.

Responsabilidad Social Corporativa

Antes, era complicado que los colaboradores de una empresa mostraran interés por el cuidado del planeta. En la actualidad, todas las generaciones pero sobretodo las más jóvenes están optando por empresas que se comprometan con la Responsabilidad Social Corporativa.

Y esa responsabilidad no es solo desde el punto de vista ambiental. De acuerdo al estudio “The 2017 Millennial Report” realizado por Achieve, los Millennials están interesados en empresas que protejan y apoyen causas sociales como:

  • Luchas en contra de la discriminación racial
  • Educación
  • Reformas de salud
  • Inmigración
  • Luchas contra la pobreza
  • Medio ambiente

Casualmente la lista coincide con algunos de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible ( ODS ).  Los empleados que trabajan en este tipo de empresas, se sienten orgullosos, motivamos y de alguna manera, más comprometidos con el planeta. Pero, ¿Cómo incentivar la sustentabilidad en tu espacio de trabajo? Os damos algunos ejemplos:

  1. Prácticas sustentables en el trabajo: Medir los consumos de agua y energía. ¿Cómo se generan los residuos y cómo disminuirlos?
  2. Revisar y premiar procesos: Aquí debéis revisar detalladamente cuáles son los departamentos que sí están cumpliendo.
  3. Identificar posibles medidas para reducir consumos: En equipo, sentaros a estudiar las posibilidades de reducciones energéticas y reducción de materiales. Un ejemplo son los materiales impresos y las tarjetas de presentación impresas
  4. Implementar y reducir residuos: Al medir los resultados y presentarlos al equipo de trabajo, estamos vendiendo de la mejor manera esta iniciativa. Con estos ahorros se pueden implementar más proyectos y con mayores impactos. 
  5. Hacerlos embajadores: El liderazgo siempre ha jugado un papel clave. Al hacerlos vivir y comprender el proceso de sustentabilidad, serán precursores y defensores de este modelo de negocios.


En un artículo de opinión publicado por ESMT Berlin, explican cómo las empresas líderes han potenciado y con mucho éxito, el compromiso de los empleados a través de estrategias de sustentabilidad

[Tweet «Los empleados que trabajan en este tipo de empresas se sienten orgullosos, motivamos y de alguna manera, más comprometidos con el planeta.]

No podéis olvidar que el compromiso de los empleados es el motor que va a impulsar el rendimiento de tu empresa y la conexión de estos con sus familias y con los grupos de interés con los que se relacionan inciden de manera positiva si son embajadores de estos valores y objetivos. 

Un ejemplo es el caso de Unilever con su iniciativa sustentable. En ella el modelo de negocio ha tenido un rotundo éxito. Aquí la prioridad es la responsabilidad social y el medio ambiente

¿Cómo RRHH influye en la Responsabilidad Social?

En los nuevos mercados, las empresas se han adaptado para poder cubrir las necesidad humanas. Con esta nueva tendencia, el único objetivo de tu empresa debería ser, manifestarse a través de la implantación de la Responsabilidad Social.

Como dueño de empresa, eres influyente en el impacto social y ambiental que deje tu actividad laboral normal. Es por eso que deberías tener 4 puntos fundamentales:

  • Trabajar a favor del desarrollo de los DDHH
  • Minimizar los impactos ambientales a la sociedad
  • Devolverle al medio ambiente parte de lo que él mismo aporta a la actividad empresarial
  • Respetar las recomendaciones de organizaciones mundiales internacionales

Esta es una actividad voluntaria, que repetimos una vez más, va a ser clave para impulsar tu competitividad por medio de la sustentabilidad. 

Compras sostenibles

La Organización de las Naciones Unidas define el consumo sustentable como un impulsor para mejorar la calidad de vida y del medio ambiente. Es el mismo fin que tiene tu empresa o producto, en grandes rasgos. 

Con el consumo sustentable ya tienes nuevas ventajas sobre el ambiente y hasta nivel competitivo con las demás empresas que aún no lo incluyen. 

En pocas palabras, haz de tu empresa y tus servicios, todo sustentable. Enfoca tu estrategia de marketing en beneficios no sólo para tus clientes, sino también para las sociedades, familias y para tus empleados.

De la empresa al hogar ¿Cómo trasladar las prácticas sustentables a los hogares de tus colaboradores?

Hasta ahora hemos hablado de las distintas opciones que tenéis como empleador en el ámbito sustentable. De poco servirá si dichas prácticas se quedan en las oficinas. Los colaboradores deben entender que ser sostenible no termina cuando cierran el computador y se van a casa.

A continuación os compartimos algunas acciones que los empleados pueden incluir en su vida privada:

  • Uso compartido de vehículo o de transporte público 
  • Reciclaje en su entorno doméstico
  • Reducción de consumo de electricidad: Desde optar por energía solar en casa hasta encender las luces cuando sea sumamente necesario.
  • Ahorro de agua: Implementar en la empresa un consumo responsable del agua también puede ser un objetivo trasladado al hogar.

Las empresas y organizaciones podemos colaborar dando ejemplo e ideas a los empleados para que además de recibir un salario por su trabajo  tengan una serie de contraprestaciones adicionales que les ayuden a ser más responsables en su entorno privado. 

Conclusión 

Más allá de invertir en una estrategia de sustentabilidad, más bien aseguraros que este concepto sea parte de las estrategias de tu negocio. Con esto, no solo impulsas a la competitividad, sino que ayudas al planeta. 

Este es el trato, procura tener iniciativas productivas y comprometidas que hagan de tus empleados, un universo de orgullo por formar parte de una empresa que sí colabora con el cambio positivo del planeta. 

Ese es tu nuevo objetivo. Os invitamos a que conozcáis más sobre nuestras soluciones y cómo pueden aportar más a tus acciones de Responsabilidad Social Corporativa.

Conoce todo sobre las ventas
Consulta nuestro ebook

Artículos relacionados

Garantizar Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles

Acciones por el medio ambiente para salvar al mundo de tu trabajo

Tips a expositores para reducir su consumo de papel en las ferias y eventos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
solutions offered bybHybrid
Publication
SecureContent
Advertising
BusinessCard
Vuelve al inicio